02 julio 2007

El nombre de la cosa

Si algo tengo claro de los entornos gráficos es que los entornos gráficos sirven para mostrar gráficamente cuándo un usuario está perdido y no sabe ni por dónde se anda.

A dicha prueba es a la que yo llamo "el baile del colibrí", en referencia al movimiento que con el ratón dibuja el usuario que busca pero no encuentra.

Esta misma mañana, durante unas pruebas de selección en las que se estaban valorando las aptitudes informáticas de los candidatos, uno de ellos va y me pregunta:
- Disculpe... es que... no puedo abrir Word: no lo encuentro.

Lo malo es que esta "anécdota" es demasiado corriente. Lo malo es que los usuarios menos duchos se empecinan en manejar el ratón como si fuese más bien un colibrí, y lo llevan dando vueltecitas de menú en menú, por aquí y por allá, tratando de encontrar aquello que buscan. Lo malo es que nadie les enseña, o que ellos no aprenden, cómo no perder un minuto y medio en hacer algo que cuesta 3 segundos. ¡Con lo sencillo que resulta llamar a las cosas por su nombre!

  • ¡Con lo sencillo que resulta pulsar <Windows+R>, escribir winword y pulsar enter para abrir Word!
  • ¡Con lo sencillo que resulta pulsar <Windows+R>, escribir excel y pulsar enter para abrir Excel!
  • ¡Con lo sencillo que resulta pulsar <Windows+R>, escribir explorer y pulsar enter para abrir el explorador de Windows! (<Windows+E>)
  • ¡Con lo sencillo que resulta pulsar <Windows+R>, escribir iexplore y pulsar enter para abrir el Internet Explorer!
  • ¡Con lo sencillo que resulta pulsar <Windows+R>, escribir notepad y pulsar enter para abrir el bloc de notas!
  • ¡Con lo sencillo que resulta pulsar <Windows+R>, escribir calc y pulsar enter para abrir la calculadora!
  • ¡Con lo sencillo que resulta pulsar <Windows+R>, escribir cmd y pulsar enter para abrir la consola de comandos!
  • ¡Con lo sencillo que resulta pulsar <Windows+R> y escribir...!

Me aburro a mí mismo de decirlo, pero voy a decirlo una vez más... Una de las mayores utilidades del ratón es que te permite distinguir a vista de pájaro un usuario experto en ofimática de un principiante: mientras éste apenas suelta el ratón, aquél apenas lo coge; y, consecuentemente, mientras éste trabaja con lentitud, aquél lo hace con eficiencia.

2 comentarios:

Santiago dijo...

Si quieres abrir el explorador de archivos, basta con pulsar la tecla de windows y la tecla E. Me parece que es más fácil que tu sistema que hay que escribir "explorer".

Hernan Berguan dijo...

Sí, totalmente de acuerdo: por eso pone en la entrada correspondiente <windows+E> entre paréntesis.
De todos modos, es conveniente conocer el nombre del proceso, para poder abrirlo, por ejemplo, desde el administrador de tareas. Puede ser útil en caso de algunos "cuelgues" o para "reiniciar" el explorer sin reiniciar la máquina (esos conocidos truquillos...).